Lo que nos alimenta

Recuperación de tierras abandonadas o de muy bajo rendimiento en el país, que pueden pasar de ser un problema para la propiedad y el propio entorno a volverse productivas por medio de una agricultura cercana, ecológica y menos contaminante.

  • Generar empleo: La sociedad actual tiene como mayor problema el paro. La falta de actividad es alarmante entre todas las capas de la sociedad. Esta actividad de huero ecológico puede dar cabida a todas esas personas.
  • Crear cultura de la alimentación: Queremos impulsar una cultura entorno a la alimentación sana. Comer bien supone hablar de alimentos sanos, de temporada y cercanos a los consumidores.
  • Hacer una labor educativa y formativa con los centros escolares. Llevar la experiencia de la naturaleza al plato que nos alimenta.
  • Tener una puerta abierta a la comunicación y la cooperación con otras entidades o personas, que quieran conocer el porqué y para qué de un huerto ecológico.
  • Acercar a las familias socias y/o consumidoras a que conozcan y participen en la siembra, cuidados y cosecha de los productos que comen.
  • Recuperación de tierras en desuso o en muy bajo rendimiento del país, que pueden pasar de ser un problema para la propiedad y el propio entorno a volverse productivas por medio de una agricultura cercana, ecológica y menos contaminante.

Algunos socios de Lur Denok nos cuentan los motivos por los que se unieron al proyecto